Detente caminante, ¿por qué vas tan aprisa?

Lee, si sabes, a quien puso la muerte envidiosa o

en este monumento: ¡A Shakespeare! Aquel con quien

murió la fresca naturaleza. Su nombre es ornamento de esta tumba

mucho más de lo ganado en ella, pues todo cuanto ha escrito

deja al arre viviente como mero paje al servicio de su genio.

 

Murió el año del señor de 1616.

 

Dicho texto reza en el monumento funerario de Shakespeare en la pared norte de la Iglesia de la Santísima Trinidad, en Stratford.

 

Deja una respuesta